Javi Recetas
Salmonella y Huevos

Salmonella y Huevos

Publicado por el
Busca más en: Ingredientes

Hoy quiero hablaros un poco sobre la salmonella y el uso de huevos crudos o poco cocinados en nuestras recetas.

Ya sabéis que al manipular alimentos se deben tener ciertas precauciones para evitar que nuestra comida pueda ser contaminada con alguna bacteria presente en los mismos.

En el caso de los huevos es especialmente importante tomar las máximas precauciones ya que los huevos salen por “el culete” de la gallina (o de otras aves) y como sabéis esa zona es propensa a la proliferación de bacterias.

Precisamente el hábitat natural de la salmonella son los intestinos, ya sean de  animales o de humanos, y por eso hay que tener especial cuidado al manipular huevos para evitar contaminarnos con esta bacteria.

La salmonella puede causar diarreas graves, infecciones intestinales y fiebres diversas.

La salmonelosis es una enfermedad de transmisión alimentaria provocada por la salmonella. En verano es frecuente que veamos en algún telediario que ha ocurrido algún brote de salmonelosis en algún restaurante o comedor. Esto ocurre porque cuando suben las temperaturas, es más fácil que se produzca la infección pero hay que tener en cuenta que siempre que utilicemos un huevo crudo en alguna receta, sea en verano o no, existe el riesgo de intoxicación por salmonella.

Puedes tener salmonelosis tanto en verano como durante el resto del año así que no te confíes cuando el frío arrecie.

Por eso aunque es durante el verano cuando todos nos acordamos de la salmonella debemos manipular correctamente los alimentos durante todo el año.

Con frecuencia relacionamos la salmonella solo con la intoxicación por huevos crudos pero quizás no sepas que también puede encontrarse en la piel de los tomates y en otras verduras que están en contacto con la tierra. Esto se debe a que la tierra se contamina con la salmonella presente en los excrementos de los animales infectados. Por eso es tan importante que lavemos bien todos los alimentos que vayan a consumirse crudos (ensaladas, verduras,…) aunque parezcan limpios.

Además existe el riesgo de la contaminación cruzada que ocurre cuando tocamos un alimento no infectado después de haber tocado un alimento infectado con salmonella. En estos casos la bacteria puede vivir en el nuevo alimento durante semanas (la salmonella puede vivir en el chocolate durante meses) así que mucho ojo con tocar un huevo y luego seguir cocinando sin lavarte bien las manos.

Después de manipular un huevo siempre hay que lavarse bien las manos para evitar la contaminación cruzada.

Entonces ¿qué hacemos si queremos preparar una receta que usa huevos crudos o poco cocinados? Tenemos dos opciones:

– Puedes buscar un ingrediente alternativo al huevo crudo, por ejemplo en el caso de una mayonesa podemos usar leche en vez de huevo y preparar una lactonesa.

– O puedes usar huevos pasteurizados que garantizan que no haya salmonella.

Los huevos pasteurizados se comercializan sin cáscara y puedes encontrarlos en formato líquido o secos para rehidratar después. En los supermercados es fácil encontrar botes de claras pasteurizadas que vienen muy bien para preparar mousses o merengues que necesitan claras montadas y que llevan muy poca o ninguna cocción. La yema pasteurizada no se encuentra con tanta facilidad en supermercados.

En restauración la ley obliga a utilizar huevos pasteurizados (líquidos o secos) en todas las preparaciones que no superen los 75ºC durante su elaboración.

Un caso especial: Los huevos pasados por agua

No siempre podremos encontrar un elemento sustitutivo del huevo, por ejemplo cuando queremos tomarnos un huevo pasado por agua tenemos que usar un huevo, no hay sustituto que valga. Pero debemos  tener en cuenta que una yema líquida no siempre alcanza la temperatura de esterilización (entre 60 y 70 grados) y que por lo tanto existe el riesgo de contaminación.

En estos casos lo ideal sería usar huevos pasteurizados, pero al venir sin cáscaras resulta complicado preparar un huevo pasado por agua de este modo :)

La solución pasa por prolongar la cocción a 65 grados durante 15 minutos para conseguir que el centro se caliente lo suficiente sin que llegue a solidificar.

En este caso necesitarás un termómetro para medir la temperatura todo el tiempo ya que si baja de 65 grados centígrados no estarás garantizando la esterilización y si sube de esa temperatura puede que cuaje demasiado la yema.

Una última cosa antes de terminar. Las mujeres embarazadas, los niños, los ancianos, los enfermos y todas las personas que puedan tener el sistema inmunitario debilitado no deberían comer huevos crudos o poco cocinados para evitar problemas.

Espero que estos consejos os sean de utilidad. Podéis encontrar más información consultando las siguiente fuentes. Un saludo cocina!!!

Fuentes: Salmonella (Wikipedia)La Cocina y los Alimentos (Harold McGee)

PD: Imagen editada por Javi Recetas. Las licencias de las imágenes que aparezcan en la misma pertenecen a sus respectivos autores.

PD2: Imagen editada por Javi Recetas a partir de un original de Wikimedia Commons y Free Stock Photo

Etiquetas: , ,
SI TE HA GUSTADO COMPÁRTELO!!!
 

No te pierdas este vídeo de mi Canal de YouTube!! Espero que te guste!!!



Pincha aquí para suscribirte!!!.

Y recuerda que suscribirte es totalmente GRATIS. Solo tienes que utilizar tu cuenta de Gmail.

Hay 8 comentarios sobre “Salmonella y Huevos”
  1. José Antonio ha comentado:

    Gracias por tu información, creo que es muy util saber todas estas cosas que nos dices.

  2. Orsolya ha comentado:

    Un articulo muy interesante. Estas cosas se deberian enseñar al cole para que todo el mundo las sepa. Un saludo!

  3. Raquel ha comentado:

    Muchas gracias por la información.

  4. Dora ha comentado:

    muy instructivo, gracias.

  5. pedro maita levano ha comentado:

    muy ilustrativo,la verdad que no sabia como manipular los huevos.Gracias.

  6. Javi Recetas ha comentado:

    Me alegro mucho de que os guste el artículo!!

  7. Marta ha comentado:

    Muy interesante y, como siempre, muy claro. Me he empeñado en conseguir una glasa real decente y me preocupaba lo del huevo crudo así que al leer esto me relajé bastante con la historia de la salmonella. Hasta que leí esto http://www.mensajeenunagalleta.com/web/2011/04/glasa-real/
    Aquí comentan que las claras pasteurizadas no nos libran de una posible salmonelosis. Acláramelo por favor. Estoy casi convencida de que se equivocan al hacer esta observación pero me gustaría qur me lo confirmases.
    Gracias.

  8. Javi Recetas ha comentado:

    @Marta creo que te has liado con lo que dicen en esa página. Textualmente dice “porque al probar la glasa nos dimos cuenta de que nos librábamos del riesgo de salmonela a costa de empeorar el sabor de las galletas” es decir que si se libran del riesgo de salmonela pero a costa del sabor. Si has leído otra cosa dímelo. Un saludo.

Anímate y deja un comentario:

 
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tu navegación y dar un servicio más personalizado. Política de Cookies.    OK 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar tus preferencias de navegación y darte un servicio más personalizado. Si continúas navegando, entendemos que acepta su uso según nuestra Política de Cookies.    Aceptar